La Austeridad como Guía en el Diseño de Marcas

El diseño de marcas es una tarea compleja que requiere de los más minuciosos procesos, así como de una vista estéticamente adiestrada y con atención al detalle para lograr un signo identificatorio poderoso.

Hablar de un diseño de marca poderoso, dista mucho del famoso logo “llamativo” que todos quieren tener y que muy pocos saben lograr. Crear un logotipo atractivo va más allá de aglutinar un número equis de formas y colores, con la esperanza de agradar al cliente o de captar la atención del público.

Al crear un signo para una marca, me ha resultado de gran ayuda el abordar el proyecto con cierto sentido de austeridad. Esta austeridad no debe entenderse como carencia de recursos, sino como la “economía” en el uso de los mismos.

El que exista una inmensa gama de colores, no quiere decir que debamos mezclarlos todos, o que podamos utilizar varias tipografías de la larga lista de fuentes que tenemos instaladas. La austeridad de la que hablo, tiene que ver más con la eficiencia que con la eficacia; lograr el máximo resultado con la inversión mínima de recursos.

Eficiencia sin método es un cuento de hadas.

Difícilmente podemos trabajar con eficiencia si nos lanzamos sin mirar ante cualquier proyecto. Preparar el terreno es esencial para lograr resultados óptimos, por lo que apoyarnos en un “método” nos asegura altas probabilidades de éxito. De manera que dejaremos menos espacio al azar para intervenir en los resultados que queremos obtener.

Debo confesar que a inicios de mi carrera fui un diseñador muy reactivo, donde muchos de mis trabajos eran diseñados por feeling. Durante mis estudios, me formé con un mal precepto que rondaba en el ambiente de esos días, y que aún hoy, tristemente sigue vigente.

Creer que las ideas de diseño nacen por una súbita chispa de genialidad, en lugar de ser producto de un fundamentado trabajo de investigación, es un error que cuesta tiempo, desgaste y horas de sueño. Fue hasta que entré en contacto con el libro titulado ¿Cómo Nacen los Objetos? de Bruno Murani, que las cosas comenzaron a cambiar. El método proyectual me había encontrado.

El método proyectual y su asociación con la austeridad.

El foco de este artículo no es explicar el método (aunque puede ser materia de otro), sino más bien, el cómo nos ayuda a hacer uso eficiente de los recursos y lograr esa austeridad de la que he venido hablando.

En rasgos generales, su aplicación va desde plantearnos el problema y desmembrarlo en las partes que lo integran, hasta pasar por un proceso de investigación y análisis. Luego, se generan una serie de ideas concebidas de manera objetiva, para así crear soluciones lógicamente “creativas”. Posteriormente, al ser pasadas por el tamiz de la experimentación, nos vamos a quedar solo con la sustancia. Un par de elementos esenciales para dar la respuesta definitiva a nuestro proyecto de marca: una bella ejecución creada a la medida de nuestro cliente.

Si te gustó, ¡comparte!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

1 comentario en “La Austeridad como Guía en el Diseño de Marcas”

Deja un comentario

Más proyectos

No te pierdas ninguno de mis artículos

© 2020 - Zambrano - Todos los derechos reservados

Abrir chat
1
¿Hola, cómo puedo ayudarte?
¿Hola, cómo puedo ayudarte?